Entorno escolar seguro

Nausica es una escuela de barrio y con alguna excepción, la mayoría de alumnos que asisten son residentes en el barrio de Sant Gervasi. En este sentido, el proyecto educativo y el equipo docente de la escuela trabaja para que las calles y los cruces de los alrededores del centro sean seguros y agradables. De esta forma, conseguir tener un entorno escolar más seguro y verde para los niños y sus respectivas familias.
Por esa razón, estamos promoviendo ser escuela verde. Fomentando el proyecto del huerto escolar e ir rodeando la escuela con un jardín vertical con hiedra. Así, minimizar el ruido de nuestro entorno. Es un objetivo prioritario a la vez que ponemos nuestro granito de arena enverdeciendo más la ciudad, colaborando también en el proyecto Enverdim Barcelona.
La Escola Nausica está implicada en dos proyectos promovidos por el Ayuntamiento de Barcelona: el Camino Escolar y el Cooperante Viario.

Mi Bobo (9)
Camí Escolar
Es un proyecto impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona que pretende que los niños y niñas de la ciudad ganen autonomía personal y calidad de vida mientras van y vienen de la escuela, pasean por el parque, van a hacer deporte, etc. Este objetivo se hace patente con la creación de una vía de circulación preferente señalizada. Escogida entre los recorridos más utilizados y a la vez más seguros para los alumnos.

El diseño y señalización del camino escolar es el resultado de un estudio que consta de varias fases. A la vez que requiere la participación de los niños y niñas, familias y centros educativos. En este sentido, desde la escuela estamos comprometidos con este proyecto y agradecidos de poder disfrutar de nuestro camino escolar. Aun así, seguimos trabajando conjuntamente para mejorar y modificar constantemente el proyecto para que sea coherente, eficaz y completo.

Mi Bobo (8)
Cooperante Viario (Proyecto 2013-2016)

Se trata de una iniciativa del consistorio barcelonés que tiene un doble objetivo: la integración al mercado laboral de jóvenes con discapacidad intelectual y la mejora de la seguridad viaria alrededor de los centros escolares.
La tarea de los cooperantes viarios consiste en observar y recoger información sobre los hábitos de los peatones y de los pasajeros en las horas de llegada y de salida de la escuela, sea a pie o en vehículo. Posteriormente, los datos son analizados por expertos, por el profesorado y por el alumnado. Posteriormente, se extraen las conclusiones pertinentes para fomentar las buenas prácticas de movilidad en el entorno escolar.

A partir del curso 2016-17 dejamos de disfrutar de los cooperantes viarios que nos acompañaban otros cursos en la entrada y salida de la escuela, porque desde el distrito de Sarriá-Sant Gervasi, hace ya casi cinco años decidieron centralizar los esfuerzos en el programa Kango! El programa consiste a ayudar a los alumnos que se mueven en transporte público para ir a la escuela.
La experiencia del Cooperante Viario ha estado muy positiva y nosotros mantenemos la voluntad de participación en el programa en el supuesto de que vuelvan a implementarlo. Dado que en sus tiempos nos aportó muchos beneficios.

Ir arriba